Publicado el Deja un comentario

Beneficios de la equinácea

La equinácea es una planta herbácea muy hermosa y originaria de América del norte, específicamente en la parte central y oriental. La equinácea puede crecer hasta un metro de altura. Generalmente en suelos bastantes húmedos cercanos a arroyos y ríos, aunque pueden cultivarse utilizando las medidas correspondientes de trasplantación y adaptación.

Beneficios de la equinácea

Tienen hojas lanceoladas y grandes flores de diferentes colores entre las cuales podemos encontrar púrpuras, violetas, rosadas y blancas, florecen en los meses de junio y agosto. Su raíz fusiforme es utilizada con fines terapéuticos en la fitoterapia.

En las antiguas tribus indias americanas se usaban para aliviar diferentes tipos de enfermedades como por ejemplo las infecciones respiratorias. De sus 23 especies, solo 10 son idóneas para el consumo humano de las cuales 3 variedades son las que más se extienden: la púrpura, la angustifolia y la pallida.

Propiedades de la equinácea

Entre las propiedades se encuentra la vitamina C, y la vitamina B, riboflavina, betacarotenos, y minerales como hierro, calcio, magnesio y sodio; además, entre otros beneficios.

También posee actividad antimicrobiana, antiviral, antiinflamatoria, y antioxidantes, se dice esto porque en parte de su composición se encuentran ácidos fenólicos, y cafeico, alcamidas y aceite esencial, que son los encargados de ofrecer estas cualidades terapéuticas.

Se dice que el ácido cafeico favorece la fagocitosis, que promueve la estimulación del sistema inmunológico para que las células del cuerpo ataquen a los agentes patógenos o infecciosos

Beneficios de la equinácea

Entre las principales ventajas que nos ofrece esta planta tenemos las siguientes:

Evita y previene los resfriados

Entre otoño e invierno aumenta la posibilidad de padecer un resfriado común por tal razón es bueno estar preparado para prevenir o tratar una infección, entre las enfermedades que también pueden desarrollarse está la sinusitis, gripes, faringitis y otras infecciones del tracto respiratorio.  Por esta razón la equinácea se usa con mucha frecuencia como antigripal.

Heridas superficiales o externas

Se usa de forma tópica en caso de tener algún tipo de lesión en la piel pues se piensa que tiene efecto cicatrizante, debido a que favorece la formación de tejido de granulación a la cual se le responsabiliza en el proceso en la curación de las heridas.

Acné leve

Ayuda en el caso del acné leve porque la raíz de la equinácea se puede usar por vía tópica aliviando la piel, las manchas y las espinillas.

Sistema inmunológico

Estimula la producción de células sanguíneas, específicamente células blancas propias del sistema inmunológico que sirven para protegernos de las infecciones. Entre las células blancas que se estimulan están los linfocitos T y macrófagos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en algunos casos de enfermedades inmunológicas como el VIH lo ideal es que se le consulte a un médico experto en el tema.

En líneas generales la equinácea es una hierba usada en la fitoterapia para mejorar los síntomas del resfriado pues suele atribuirles efectos antivirales incluso antibacterianos, además fortalece el sistema inmunológico favoreciendo la producción de células blancas que nos ayudan a combatir ciertos tipos de infecciones respiratorias y de la piel.

Equinácea en pastillas