Publicado el Deja un comentario

Beneficios del aceite de germen de trigo

El trigo es una de las plantas más comúnmente utilizada a nivel mundial, mayormente como parte de la alimentación en miles de culturas. Dicha planta posee un compuesto vital tanto para su propia reproducción como para muchos más usos, se trata del germen de trigo. Este elemento presente en el trigo es el responsable de aportar a la planta todo lo que esta necesita para germinar.

Beneficios del aceite de germen de trigo

Así mismo está compuesto por una gran cantidad de nutrientes como lo son: enzimas, proteínas, ácidos grasos esenciales, antioxidantes, y minerales como; el fosforo, magnesio, cinc, calcio y hierro, también posee vitaminas E, F y complejos B. Siendo que dicho germen de trigo posee todos estos atributos, del mismo se puede obtener un aceite que aporta muchos beneficios.

¿De donde se obtiene el aceite de germen de trigo?

Dicho aceite es muy fácil de obtener, ya que solo debes recoger el germen de trigo aún fresco, someterlo al frio y posteriormente prensar el mismo hasta obtener el aceite. Se deben prensar unos 550 kilos de dicho germen de trigo refrigerado para poder sacar un litro de aceite. Dicho aceite es rico en vitamina E, tan solo 8 gramos de este, aporta la cantidad diaria necesaria de dicha vitamina a un organismo.

Beneficios que aporta el uso del aceite de germen de trigo

Gracias a su alta concentración de vitamina E, el aceite de germen de trigo ofrece una gran cantidad de beneficios a la piel. Sea que se aplique directamente sobre la piel o se ingiera en pequeñas cantidades los beneficios son impresionantes. Debido a sus propiedades antioxidantes, ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel, siendo su uso más frecuente. Sin embargo también se recomienda como tratamiento de otras afecciones.

Aplicaciones medicinales del aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo es muy utilizado en el tratamiento de algunas enfermedades, en las cuales se ha visto los efectos positivos de dicho uso. A continuación enumeramos las aplicaciones más comunes.

  1. Enfermedades del corazón. Por ser rico en vitamina E, al ingerir periódicamente dicho aceite, se logra frenar el proceso degenerativo de las células, contribuyendo a evitar y combatir la arteriosclerosis.
  2. Complemento nutricional. Gracias a su gran cantidad de nutrientes, es ideal para la dieta de quienes realizan actividades físicas exigentes. Por ejemplo atletas, también durante el embarazo o en procesos de recuperación.
  3. Tratamiento de la diabetes. La combinación de vitaminas E y B1 lo hace un ayudante efectivo en el tratamiento de la diabetes. Tan solo consumir unas tres cucharadas diariamente permite reducir el nivel de glucosa en la sangre de una persona con diabetes, lo que a su vez contribuye a bajar la cantidad de insulina necesaria.

Ideal para tratamientos de fertilidad. Su alto nivel de vitamina E, ayuda a mantener la salud de los óvulos y aumenta la producción de espermatozoides fértiles. Por ello su uso es muy recomendado para aumentar las probabilidades de obtener una buena fecundación.

Aceite de germen de trigo en cápsulas