Publicado el Deja un comentario

Pulmonaria propiedades curativas

La pulmonaria officinalis o comúnmente conocida solo como pulmonaria es una planta medicinal muy usada para tratar afecciones como la bronquitis o cualquier enfermedad que se presente en el sistema respiratorio, es común que esta planta crezca en ambientes húmedos.

Pulmonaria propiedades curativas

 Se sitúa a los márgenes de zonas de montañas o bosques, su tallo es de apariencia débil y llega a crecer unos 30cm. Sus hojas son amplias y de formas ovaladas, puntiagudas y con manchas de color blanco, tiene una textura vellosa, y en la parte superior sus hojas son más pequeñas.

Proporciona contenidos de flavonoides, y altos índices de Alantoina y Mucilogos sustancias muy eficaces para proteger las vías respiratorias y mucosas nasales. Además, las saponinas que contiene proporcionan una acción de expectorante que ayuda con la expulsión de mocos.


Propiedades curativas de la Pulmonaria

  • Esta planta es muy estimada por herbolarios, la suelen involucrar en las fórmulas preparadas para aliviar enfermedades como bronquitis, combinándola con otras plantas como la tusilago o malvavisco.
  • La infusión de esta planta natural se ha usado desde muchos años atrás para combatir faringitis aguda, bronquitis o enfisemas pulmonares
  • La pulmonaria también la podemos usar para combatir diversos trastornos del aparato digestivo como la gastroenteritis o episodios de diarreas.
  • También se usa como antiséptico para tratar infecciones de las vías urinarias, como la uretritis o la cistitis.
  • Se le puede usar como tópico ya que su uso en la piel ayuda para cicatrizar heridas, igualmente para aliviar las vejigas en la lengua o deshinchar las encías.

¿Cómo usar la Pulmonaria?

Para aliviar y descongestionar los bronquios y pulmones, se recomienda combinarla con el tusilago, marrubio, liquen de Islandia o brotes de abeto. Aproximadamente unos 15gr de cada planta preparándola como una tisana para luego ingerir.

Su preparación consiste en hervir la cantidad de estas plantas que quepa en una cuchara sopera, hervirlas y bien tapaditas durante unos 1min aproximadamente. Luego dejar reposar por 10min. Para seguidamente ingerir el guarapo, quizás veamos necesario agregarle un poquito de miel.

Para acabar con la tos que normalmente queda como secuela después de estar resfriado, podemos preparar una infusión combinándola con el llantén mayor, amapola o sauco.

Para preparar dicha infusión debemos proceder a hervir  en agua la porción de una cuchara de sopa por 2min y dejamos reposar, lo recomendable es consumirla caliente y durante periodos de cada 4 horas.

Si queremos atacar una infección urinaria es muy útil preparar una tisana de pulmonaria combinada con la cola de caballo, con la gayuba y hojitas de arándanos. 40g de pulmonaria y 20g de las demás.

Durante un periodo corto de 1min hervimos la combinación de las plantas y después de haber hervido apagamos y dejamos reposar por lo menos 10min. Seguidamente durante el día debemos consumir 3 vasos en diferentes ocasiones. Se usa como expectorante natural, este puede prepararse usando unos 10 gramos de esta planta, junto al tomillo y la raíz de regaliz, colocarle semillas de anís y la mitad de primavera, todo en 750 ml de agua.